¡Compara los Préstamos y Obtén los Mejores Beneficios!

Para conseguir los mejores Préstamos debes ser todo un cazador de ofertas ¡Con Moneezy tendrás la ventaja que necesitas para lograrlo!

Inicia tu solicitud aquí
Moneezy
Selecciona el monto
Selecciona el plazo
Deseo solicitar (elegir monto) en un plazo de (elegir plazo)
Hemos encontrado X préstamos para ti
Desmarcar

Hemos encontrado X préstamos para ti

Importe

Duración

Categoría

Edad

Importe

Duración

Categoría

Edad

Importe

Duración

Categoría

Edad

Conviértete en "El Maestro" de los Préstamos

Préstamos Article
Tabla de contenido

    En la vida, el comparar es la mejor manera de saber qué puede ser lo mejor. Se trata de sacar las características de aquello que estás comparando e intentar clasificarlas. Luego, desde un punto de vista muy personal, elegir lo que se crea más conveniente. Partiendo de esto, puedes sacar mucho provecho dependiendo de tus objetivos.

    Cuando se trata de comparar préstamos, las ventajas y los beneficios que puedes obtener son muchos. Ahora bien, ¿cómo deberías comparar los préstamos?, ¿A qué deberías poner especial atención? Pues sigue leyendo, que aquí te ayudaremos con los mejores consejos para que te conviertas en el maestro a la hora de comparar préstamos.

    La regla de tres para comparar ofertas de préstamo

    1. Los totales son la clave

    Funciona igual que ir a un restaurante con tus amigos: Todos ordenan algo y a la hora de pagar la cuenta lo primero que se mira es el total, luego se sacan conclusiones y se decide cuánto deberá pagar cada uno. ¡Pues con los préstamos sucede lo mismo!, debes tomar en cuenta siempre la cantidad total del préstamo, incluyendo los intereses y las comisiones. Luego, podrás sacar conclusiones acerca de lo que te podrá costar el préstamo mensualmente, y así, tendrás una buena idea de lo que esto pueda significar para ti y tu presupuesto

    2. ¿Tasas de interés? ¿TEA? ¿TIN?

    Con tantas siglas, parecería que podrías inventar un código nuevo… pero no te confundas que en realidad es muy sencillo. Ambas siglas son tipos de interés que involucran cargos distintos.

    • El Tipo de Interés Nominal (TIN) tiene en consideración el interés que se debe pagar al banco o entidad por haber prestado el dinero. Punto y no más. Aunque no es común que la veas en los productos financieros, podrías conseguirla y debes saber que no es una muy buena referencia. ¡Abajo te explicamos por qué!
    • La Tasa Efectiva Anual (TEA o %E.A.) tiene en consideración las distintas comisiones que cobra el banco o la entidad prestamista a la hora de otorgar un préstamo, incluye los costos por la operación, el tipo de interés nominal y el plazo del préstamo. Ejemplo de estas comisiones son: comisión de apertura, por modificaciones, por cancelación, entre otras.

    De manera que, a la hora de comparar préstamos, es más importante que mires las ofertas por su TEA en lugar de su TIN. Ya que con la TEA obtendrás información más específica acerca del costo total del préstamo, mientras que con el TIN solo tendrás una idea general del costo del préstamo sin incluir otras comisiones que siempre aparecen a lo largo del camino.

    3. Calcular el total en porciones pequeñas…

    Hemos estado hablando de cómo manejar los totales y de lo importante que es fijarse en los costos al final de la factura, pero de la misma manera en la que una deliciosa tarta debe ser dividida en trozos para poder comerla, las cantidades totales deben dividirse en porciones mensuales.

    Entonces, ver el “todo” siempre da una idea bastante realista de lo que va a suceder, pero recuerda que es importante tener en cuenta las porciones de este total a nivel mensual. Así que una vez que tengas los costos generales del préstamo con su respectiva TEA, no olvides calcular un estimado de lo que significará ese pedazo de tarta a nivel mensual.

    ¡Importante!

    Cuando vayas a solicitar cualquier producto financiero, es indispensable que conozcas tu puntaje o score de credito. Este, es un número que va desde 150 a 950 puntos y es utilizado por las entidades para evaluar tu perfil como cliente. El score de credito se forma por factores como: Experiencia crediticia, productos financieros contratados, uso y saldo de créditos y algunas variables sociodemográficas como la edad. En otras palabras, es una especie de reporte sobre tu comportamiento financiero y de cómo administras tu dinero. Mientras más alto sea el número de tu score de crédito, más probabilidades tendrás de obtener el producto financiero que desees solicitar con una tasa de interés menor. A continuación, podrás ver los rangos de puntaje del score de crédito y su significado:

    • Score de 700 o más: Realiza los pagos de manera puntual, tiene un comportamiento constante, no tiene exceso de créditos. Su vida financiera está en orden, lo que significa que las instituciones confían en usted y lo recomiendan a otras con excelencia. Es posible que tenga más opciones de crédito con mejores tasas.
    • Score entre 400 y 699 : Buen comportamiento financiero. Debe buscar mejorar y pagar más del mínimo sugerido en los porductos financieros que posee. Existe cierto rango de desconfianza por parte de los proveedores de préstamos, ya que este puntaje suele indicar que se solicitan productos financieros a los que no siempre se les puede hacer frente.
    • Score menor a 400: Con este score es probable que haya impuntualidad en los pagos frecuentemente. Las entidades tenderán a rechazarle productos financieros, al menos que especifiquen que dicho producto es apto para clientes especiales con registros de morosidad.

    Recuerda que estos son rangos generales y debes consultarlos más específicamente con las entidades en las que desees solicitar tu préstamo o en portales que ofrecen dicho servicio como TransUnion o DataCrédito.

    ¿Conoces tus opciones de préstamos?

    Al tener una idea de lo que deseas, por ejemplo, si vas a comprar zapatos, siempre debes saber qué tipo comprar: podrían ser zapatos deportivos, de vestir o sandalias playeras. Pues bien, si deseas un préstamo, también debes conocer qué tipos de préstamos existen antes de tomar tu decisión, la cual dependerá de la situación financiera en la que te encuentres, ¡tal como elegir el par de zapatos perfectos acorde a la ocasión!

    Para conocer tus opciones, debes saber que los préstamos se pueden clasificar, básicamente, en dos grandes grupos: préstamos personales y préstamos hipotecarios.

    • Préstamos personales: Están para financiar necesidades específicas en un momento determinado, es decir; son el salvavidas que necesitas cuando tus pies ya no alcanzan a tocar el fondo de la piscina. ¿Deseas dinero al instante para financiar algún problema de salud? ¿O simplemente deseas realizar un viaje con tu familia? Para esos momentos, los préstamos personales serán tus aliados. En esta categoría, podrás encontrar:
      • Préstamos rápidos: Son préstamos en los que el ahorro de tiempo es primordial, por lo tanto, son de fácil acceso y los montos suelen variar dependiendo de la situación que desees a cubrir. Si quieres enterarte con más detalles acerca de estos puedes leer en préstamos rápidos o en créditos rápidos.
      • Minicréditos:  De forma muy parecida a los préstamos rápidos, son préstamos de solicitud rápida y fácil. Además, muchas veces son otorgados sin tomar en cuenta los registros de morosidad. La principal diferencia es el monto, ya que, para los minicréditos, puede ser incluso menor.
      • Microcréditos: Son préstamos de montos un poco más elevados que los minicréditos, pues se otorgan a personas que tienen una idea de negocio, pero no tienen los medios para poder financiarlo ni las garantías para respaldarlo.
    • Préstamos hipotecarios: Son aquellos diseñados para grandes inversiones, podrías solicitarlos cuando, por ejemplo, decidas comprar una casa. Por ende, se exigen mayores garantías, las cuotas suelen ser más elevadas y el plazo de devolución generalmente es más largo que el de los préstamos personales.

    Para resumir, siempre ten en cuenta que cada préstamo varía según lo que desees financiar y el presupuesto del que dispongas. Por ende, es importante que evalúes todas tus opciones y tengas un panorama definido sobre ellas. Y a modo de repaso, nunca olvides considerar “La regla de tres” de la que hablamos cuando vayas a tomar tu decisión. ¡Te aseguro que con este esquema serás todo un cazador de préstamos!

    Paso Importante para Tener Todas las Opciones Bajo tu Poder 

    Muchas personas se saltan este paso porque piensan que no tiene relevancia o porque simplemente desconocen que pueden hacerlo. Se trata de buscar a través de los filtros en los que puedes indicar la cantidad que deseas solicitar en tu préstamo y el plazo en el que vas a pagarlo las entidades que pueden ofrecerte un préstamo sin nómina ni aval. Una vez que tengas localizadas todas las opciones (pueden ser 3,5, ó 10) puedes elegir la que más te convenza para enviar tu solicitud ¡pero espera un momento! Que el detalle está precisamente ahí. NO DEBES enviar la solicitud únicamente a la entidad que te haya parecido más adecuada. DEBES ENVIAR VARIAS SOLICITUDES a todas las opciones que te han aparecido cuando realizaste la búsqueda con los filtros. De esta forma, podrás recibir más respuestas de diversas entidades. Y una vez que tengas en tu poder las condiciones y especificaciones de cada entidad ¡estarás mejor preparado para elegir la entidad que te ofrezca el mejor préstamo sin nóminas ni avales!

    Detalles Imprescindibles que Debes Saber Sobre los Préstamos sin Avales, sin Nóminas y Solo con DNI

    Una vez que hayas elegido la entidad que te gustaría que te aprobase tu préstamo sin nóminas ni avales y solo con tu DNI, es importante que sepas algunas características que harán que el aprobarte este tipo de préstamos sea mucho más fácil.

    Estatus: Generalmente, este tipo de préstamos son para aquellas personas que tienen registros de morosidad o que tienen alguna “mancha” en su historial crediticio. También son para personas desempleadas o para pensionados. Esto, debido a que las entidades asumen que el hecho de que una persona busque un préstamo que le exija la menor cantidad de requisitos posibles es porque se encuentra en una situación crítica, que desea solventar un problema económico lo más rápido posible o simplemente requiere de ayuda económica que cualquier otro préstamo no le brindaría.

    Sin requisitos: Este aspecto suele confundir mucho a los usuarios por el hecho de que, en algunos casos, las entidades sí suelen exigir otros requisitos adicionales al DNI, como lo son un justificante de ingresos o una carta de desempleo, pero ¿no habíamos dicho que no importaba si se tenía nómina? Pues para los préstamos sin nóminas ni avales y solo con DNI no todo es “blanco o negro”, ya que en algunos casos pueden pedirte que respaldes tu solicitud con algún otro requisito adicional.

    Interés: Al ser un préstamo con pocos requisitos, la tasa de interés suele ser más elevada. Esto, debido a que es la única forma en la que las entidades pueden garantizar alguna ganancia en la cobertura de clientes que puedan significar un alto riesgo. Generalmente, el interés suele ser del 1% anual.

    Plazo de pago y monto: Este punto tiene relación con el anterior debido a que los montos que se pueden solicitar en los préstamos sin nómina ni aval y solo con DNI van de los $ 100,000 a los $ 500,000. Es decir, no son préstamos de cantidades muy elevadas. Y por ende, el plazo de pago de estos tampoco es muy prolongado, garantizando así, ganancia y rentabilidad a la entidad a la hora de aprobar este tipo de préstamos.

    Solicitud: Es importante que tengas en cuenta que los préstamos sin nómina ni aval y solo con DNI se solicitan únicamente por internet, es decir; son préstamos online que garantizan una respuesta inmediata y con los que puedes recibir el monto solicitado el mismo día.

    Con estas características básicas, podrás identificar fácilmente si lo que necesitas en este momento es un préstamo sin nómina ni aval y solo con tu DNI. Así que no tengas miedo a navegar entre todas tus opciones y encontrar la que mejor se adapte a lo que buscas.

    Para conseguir una oferta económica…

    Es primordial que los profesionales se exijan a sí mismos altos estándares, ya que esto garantiza el éxito. De ahí, es importante que te exijas ciertos requisitos a ti mismo para que al final puedas decir: “¡soy el maestro de los préstamos!”.

    Entonces, lo primero es estar consciente de que solicitar un préstamo es una decisión muy personal. Ya sea si la aprobación de este beneficiará a otros, el hecho de solicitar un préstamo dependerá netamente de ti y de la cantidad que desees.

    Luego, viene el considerar que, si bien la cantidad a solicitar es importante, el modo de hacerla sustentable durante el plazo de devolución también lo es. Esto quiere decir que debes tener bien clara la situación económica en la que te encuentras para saber exactamente la forma en la que harás que el sistema “pago-de-cuotas” funcione. Este sistema se parece mucho a los engranajes de un reloj, porque desde el momento en el que alguno empieza a fallar, todos lo demás se detienen. Así que, si no quieres que tu reloj se atrase, es mejor saber exactamente el estado en el que se encuentran cada una de sus piezas.

    Simultáneamente, al considerar cualquier tipo de decisión crucial que vayas hacer en tu vida, lo mejor es manejar distintas opciones antes de elegir finalmente la que consideres más apropiada. Por ende, la base de tu decisión con respecto al préstamo que deseas debe ser el tener muchas opciones por comparar para elegir la mejor. Esto te garantizará una mejor elección del préstamo para que combine perfectamente con tus necesidades y con lo que realmente buscas. ¡Recuerda que mientras más ofertas compares, mejores serán los resultados!

    Al lograr tener en cuenta lo que hemos descrito para ti, finalmente, podrás considerarte a ti mismo como “El Maestro de los Préstamos”. Así que no esperes más y ve a dar algunas lecciones sobre comparación de préstamos y, sobre todo, acerca de la famosa “regla de tres”.

    ¡La clase está a punto de empezar!

    ¿Preparado?

    Préstamos Populares

    Preguntas Frecuentes

    💭 ¿Me conviene solicitar un préstamo?
    En Moneezy tenemos los mejores préstamos donde de seguro encontrarás uno conveniente para ti. Mira todos los préstamos aquí.
    💰 ¿Cuánto puedo solicitar en un préstamo?
    El rango dependerá de lo que necesitas y del tipo de préstamo. Podrás solicitar desde 100.000$ hasta 900.000$.
    👨‍👩‍👦‍👦 ¿Quiénes pueden solicitar un préstamo?
    Cada proveedor exige requisitos diferentes, pero en general, si eres mayor de edad y puedes cubrir las tasas de pago para devolver el préstamo ya eres un buen candidato para solicitarlo.
    ⚙️ ¿Cómo funcionan los préstamos?
    Muy fácil. Debes realizar una solicitud por el monto que deseas, si te aprueban el préstamo el proveedor te dará una cantidad de dinero de la que puedes disponer y luego pagarla de manera fraccionada junto con la tasa de interés y dentro del plazo de pago acordado.

    Créditos Rápidos: Las dos Caras de la Moneda

    Préstamos Related Article
    Sabías que...

    Las entidades financieras apuestan cada vez más a los “fiados digitales” con sus clientes como extensión del plazo de pago. Esto debido a que los colombianos presentan récords de pagos muy favorables. Actualmente, 26.3 millones de adultos tienen productos financieros y tan solo el 4,2% se encuentra en prejurídico. En total, el 7% de las deudas están en mora, es decir, el 93% de estas están en buenas condiciones.

    Fuente:Colombia me Gusta©