¡Comparar préstamos inmediatos!

Todos necesitamos un poco de financiación de vez en cuando. Comparar préstamos inmediatos en Moneezy te ayudará a encontrar el mejor préstamo para tu situación personal. 

Encuentra préstamos inmediatos aquí
Moneezy
Selecciona el monto
Selecciona el plazo
Deseo solicitar (elegir monto) en un plazo de (elegir plazo)
Hemos encontrado X préstamos para ti
Desmarcar

Hemos encontrado X préstamos para ti

Importe

Duración

Categoría

Edad

Importe

Duración

Categoría

Edad

Importe

Duración

Categoría

Edad

Pros y contras de los préstamos inmediatos

Los préstamos inmediatos pueden ser la solución que estás buscando a esa falta de liquidez y necesidad de dinero urgente. Son fáciles, rápidos, con trámites muy sencillos y te permitirán disponer del dinero casi de forma instantánea en tu cuenta bancaria. Estas son algunas de las características que han hecho de los préstamos inmediatos un gran atractivo para aquellos en busca de dinero urgente. ¿Quieres saber más? 

Hablamos sobre qué son los préstamos inmediatos, ventajas y desventajas de estos créditos y cómo puedes conseguirlos a continuación. ¡No te lo pierdas!

Qué es prestamos inmediatos

Los préstamos inmediatos son préstamos personales que como su nombre indica tienen la peculiaridad de que el proceso de tramitación y disposición del dinero es inmediato y cuando no, muy rápido. Generalmente podrás recibir el dinero solicitado en un préstamo inmediato en cuestión de minutos o hasta en 24 horas. También deben su nombre a que son préstamos que debes devolver en plazos de tiempo de devolución muy cortos. Suelen ser de 30 días, aunque eso dependerá de la financiera a la que lo solicites. En algunos casos pueden ser más días o menos.

Además, puedes solicitar préstamos inmediatos desde la comodidad de tu casa. La banca online en la actualidad facilita mucho el proceso de pedir dinero prestado ya que es fácil, simple y rápido. En la mayoría de los casos, además, no te pedirán ni explicaciones de para qué necesitas el dinero. Mucho más cómodo que ir a un banco a solicitar un préstamo para el que tendrás que realizar montones de trámites, entregar documentación de todo tipo y explicar los motivos y razones que te han llevado hasta allí, ¿verdad? 

¿Cuáles son los pros de los préstamos inmediatos?

Como ya has podido ver en la introducción de este artículo, solicitar préstamos inmediatos tiene algunas ventajas que los hacen muy atractivo. Pero además de las que ya hemos visto anteriormente vamos a señalar algunas más a continuación: 

  • Los préstamos inmediatos son muy fáciles de solicitar online y puedes hacerlo desde cualquier lugar. Desde la comodidad de tu casa o mientras estás de viaje, como prefieras y cuando lo necesites.
  • Obtienes una respuesta rápida a tu solicitud.
  • Pago rápido. El dinero está disponible en tu cuenta con mucha inmediatez.
  • Préstamos sin garantía. No tienes que estar en posesión de una casa ni un coche que dejar en garantía ya que estos préstamos no lo requieren.
  • No tienes que explicar para que necesitas el dinero. Puedes usar el dinero para lo que quieras. Por ejemplo: comprar electrodomésticos nuevos para tu hogar, hacer alguna reforma en casa, pagar las multas del coche o quizá necesitas adelantarte algo de dinero para pagarte unas vacaciones bien merecidas.
  • Flexibilidad. Los préstamos inmediatos son bastante flexibles. Elige el dinero que necesites y el tiempo en el que vas a devolverlo (dentro de los límites establecidos)
  • Sin comisiones (en algunos casos). Hay algunas entidades financieras que ofrecen los primeros préstamos inmediatos a sus clientes de forma totalmente gratuita. Esto significa que no tendrás que pagar intereses ni comisiones y que al final solo pagarás exactamente el dinero que has solicitado.
  • Puedes acceder a préstamos inmediatos estando en listas como ASNEF o RAI ya que hay algunas entidades financieras que realizan préstamos inmediatos a clientes en esta situación.

¿Cuáles son los contras de los préstamos inmediatos?

Como todo en la vida, los préstamos inmediatos también tienen su cara menos ventajosa y también tienes que conocerla para saber exactamente cómo manejarte ante esto. Porque si conoces sus contras y sabes manejarlos a tu favor no habrá ninguna complicación. ¡Adelante!

  • Los préstamos inmediatos suelen tener tasas de interés más alta. Esto es normal. Son préstamos sin garantía, y por lo tanto suponen un mayor riesgo para la entidad financiera.

Para que esto no suponga un problema real para ti, solo tienes que estar seguro del precio total del préstamo que tienes que pagar antes de solicitarlo. Hacerlo es muy sencillo. Solamente tienes que usar la calculadora de préstamos para calcular la cantidad exacta de dinero que tendrás que devolver. Si el monto es adecuado para ti, puedes seguir adelante. Si no, solo tienes que seguir buscando. Hay muchas opciones, así que encontrarás la adecuada fácilmente, ¡no te preocupes! 

Por otro lado, recuerda que también es muy importante leer el contrato antes de firmarlo. Así no habrá sorpresas más tarde.

  • Las comisiones y multas por retrasos e impagos son muy altas

También hay una buena solución para esto: Paga siempre a tiempo. Si eres olvidadizo con las fechas o no estás seguro de que vayas a tener el dinero disponible en la cuenta en las fechas de cobro de tu cuota, entonces debes ponerte una alarma en el móvil, o algo que te haga recordar que llega la fecha de pago. Además, si crees que no podrás afrontar el pago (siempre pueden suceder imprevistos), contacta con el prestamista y explica tu situación. Podrán ofrecerte una solución como un plazo más largo con pagos más bajos, etc.

Tomar un préstamo, del tipo que sea, es una decisión financiera que debes tomar siendo 100% responsable. Así que, si no estás seguro de poder devolver un préstamo es mejor no tomarlo y esperar a estar en una situación más favorable. Los préstamos pueden ser una gran ayuda si sabes utilizarlos y eres responsable con ellos, pero si no, pueden agravar más el problema, y eso no es lo que queremos. 

Dicho esto, vamos a ver a continuación cómo funcionan los préstamos inmediatos y cómo solicitarlos. 

Cómo funcionan los préstamos inmediatos

Solicitar préstamos inmediatos es muy fácil y podrás realizar tu solicitud y tramitación 100% online de modo que no importa donde ni cómo para solicitar un préstamo de estas características. Lo único que necesitas es tener conexión a internet y tu documentación a mano, por si acaso fuera necesaria.

El primer paso debería ser comparar entre los préstamos disponibles el que sea más favorable para ti, esto podrás hacerlo aquí mismo, ya que te ofrecemos un gran listado con los mejores préstamos inmediatos del mercado. Después solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Entra en la web de la entidad financiera prestataria que hayas seleccionado desde nuestro comparador de préstamos
  2. Introduce en el simulador la cantidad de dinero que necesitas y el tiempo en el que vas a devolverlo
  3. Sigue los pasos: Rellena el formulario de solicitud y registro
  4. Tendrás que verificar tu identidad. En algunos casos será de forma automática y en otras, manual. Solo asegúrate de tener tu documentación a mano para agilizar el trámite en caso de que sea necesario y sigue los pasos que se indiquen.
  5. Si tu solicitud es aprobada, recibirás las condiciones del contrato, los plazos, etc. Solo tendrás que leerlo y aprobarlo si estás de acuerdo.
  6. Recibirás el dinero en tu cuenta bancaria rápidamente.

Estar en una situación en la que necesitas más liquidez es algo por lo que todos hemos pasado en algún momento de nuestras vidas. No hay que avergonzarse de esto. Los préstamos online nos permiten tener a nuestra disposición soluciones fáciles y rápidas para afrontar la situación y mejorarla de una forma mucho más cómoda y fácil que nunca.

Preguntas Frecuentes sobre Préstamos Inmediatos

Cada vez son más las personas que acuden a los préstamos inmediatos para resolver algún tipo de situación financiera y, por lo tanto, es importante que estas personas encuentren las respuestas a sus preguntas más frecuentes de forma rápida y sencilla. Hemos querido reunir a continuación algunas de las preguntas más frecuentes que recibimos sobre préstamos inmediatos y esperamos que puedan ser de gran ayuda para nuestros usuarios.

¿Para qué puedo usar un préstamo inmediato?

Los préstamos inmediatos están pensados para esos casos en los que necesitas dinero urgente. Puede ser que hayas sufrido una avería en el coche, en tu casa, hayas recibido una multa de tráfico o tengas que hacer una visita urgente al dentista. Cualquier circunstancia no esperada que te haya puesto en una situación financiera incómoda, puede ser un buen motivo para solicitar un préstamo inmediato.

¿Soy elegible para solicitar un préstamo inmediato?

Para poder acceder a los préstamos inmediatos solamente tendrás que cumplir con unos requisitos mínimos y básicos que son los siguientes:

  • Tener recurrencia de ingresos. No importa si eres empleado a tiempo parcial o completo, si eres desempleado cobrando el paro o un pensionista. Lo que necesitan las entidades financieras prestatarias es simplemente asegurarse de que tienes un ingreso recurrente con el que puedes hacer frente a los pagos de las cuotas del préstamo solicitado.
  • Por otro lado, será necesario que seas residente español
  • Y que cuentes con una cuenta bancaria a tu nombre donde recibir el dinero y pagar las cuotas.

Es posible que algunas entidades financieras tengan otros o más o menos requisitos ya que al final cada entidad puede establecer sus propias normas. Presta atención a los requisitos de la entidad que te interesa antes de comenzar el proceso de solicitud del préstamo para asegurarte de que los cumples todos.

¿Puedo obtener un préstamo inmediato si tengo un puntaje de crédito bajo?

Si. Precisamente estos préstamos inmediatos están pensados para que cualquiera que lo necesite pueda acceder a ellos. Por eso, en la mayoría de los casos se admitirá ASNEF o RAI, o cualquier otro fichero de morosidad. No obstante, de nuevo, como cada entidad financiera tiene sus propios requisitos, lo ideal es que te asegures en caso de estar en esta situación que la entidad es la adecuada para ti.

¿Es fácil solicitar un préstamo inmediato?

Definitivamente sí. El proceso es tan sencillo y rápido que en la mayoría de los casos podrás disfrutar del dinero en tu cuenta bancaria en cuestión de minutos.

¿Qué debo hacer si no puedo pagar el préstamo inmediato a tiempo?

Si has solicitado un préstamo inmediato y en algún momento crees que no podrás hacer frente a los pagos de las cuotas a tiempo, lo mejor que puedes hacer para no empeorar la situación con tasas de atraso o impago imposibles de pagar es comunicarte con el prestamista e informar de tu situación. Si el prestamista conoce tu situación, podrá ayudarte ya que él tiene formas de hacerlo, y así podrás afrontar el pago del préstamo más fácilmente y no se complicará tu situación financiera.

¿Cuánto cuesta un préstamo inmediato?

El coste total del préstamo solicitado dependerá de varios factores, como la cantidad que pidas prestada y el tiempo de duración del préstamo, por ejemplo. Además, cada entidad puede aplicar unas tasas y comisiones individuales de modo que es imprescindible que antes de solicitar tu préstamo uses el simulador de pago para asegurarte de cuánto será el coste total del préstamo antes de aceptarlo.

¿Puedo pagar el préstamo inmediato antes de tiempo?

Generalmente sí, pero deberás de comprobar cuáles son las comisiones que se aplican a la cancelación de préstamo anticipado. Teniendo en cuenta que los préstamos inmediatos suelen tener un tiempo corto de devolución del préstamo, puede ser que no te salga rentable una cancelación anticipada.

Préstamos Populares

Préstamos en línea al instante en Colombia

Préstamos Inmediatos Related Article
Sabías que...

Las entidades financieras apuestan cada vez más a los “fiados digitales” con sus clientes como extensión del plazo de pago. Esto debido a que los colombianos presentan récords de pagos muy favorables. Actualmente, 26.3 millones de adultos tienen productos financieros y tan solo el 4,2% se encuentra en prejurídico. En total, el 7% de las deudas están en mora, es decir, el 93% de estas están en buenas condiciones.

Fuente:Colombia me Gusta©