Moneezy – Para que tu Préstamo Rápido Sea Sinónimo de Apostar a Ganar

Con Moneezy la búsqueda de la opción perfecta ya no será un problema ¡Examiná y compará los mejores Préstamos Rápidos del mercado en solo segundos! 

video preview image video preview image
Seleccioná el monto
Seleccioná el plazo

Deseo solicitar (elegir monto) en un plazo de (elegir plazo)

Hemos encontrado 7 préstamos para vos
Desmarcar

Hemos encontrado 7 préstamos para vos

Importe

1.000 - 15.000 $

Duración

1 - 3 meses

Categoría

Préstamo

Edad

18 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 10.000$ en 3 meses. Total a pagar por el cliente 20.001$. CFTmax. 280.00%

Importe

1.000 - 10.000 $

Duración

2 - 9 meses

Categoría

Préstamo

Edad

21 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 1.000$ en 3 meses. Total a pagar por el cliente 1.625,91$. CFTmax. 237.57%

Importe

1.000 - 15.000 $

Duración

7 - 30 días

Categoría

Préstamo

Edad

19 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 7.000$ en 30 días. Total a pagar por el cliente 8.398$. CFTmax. 5546.00%

Importe

1.000 - 10.000 $

Duración

1 - 3 meses

Categoría

Crédito

Edad

18 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 1.000$ en 3 meses. Total a pagar por el cliente 1.625,91$. CFTmax. 237.57%

Importe

3.000 - 35.000 $

Duración

3 - 18 meses

Categoría

Préstamo

Edad

18 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 10.000$ en 12 meses. Total a pagar por el cliente 13.102,08$. CFTmax. 272.00%

Importe

5.000 - 150.000 $

Duración

6 - 36 meses

Categoría

Préstamo

Edad

18 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 100.000$ en 12 meses. Total a pagar por el cliente 113.521$. CFTmax. 286.00%

Importe

3.000 - 50.000 $

Duración

1 - 15 meses

Categoría

Préstamo

Edad

18 años

Ejemplo de préstamos cliente tipo C, de 4.000$ en 3 meses. Total a pagar por el cliente 6.333,58$. CFTmax. 300.00%

¿Cómo Elegir la Opción Perfecta?

Our articles image
Así elegirás el mejor Préstamo Rápido

  • Considerá tus ingresos, egresos y capacidad de ahorro
  • Leé con atención y compará todas las opciones
  • ¡Solicitá la que más te guste y se adapte mejor a lo que buscás!

La vida es una toma de decisiones constante. Muchas veces es fácil inclinarse más por una opción cuando es evidente que esa es la mejor, otras veces, simplemente necesitamos tener la seguridad de que estamos eligiendo la mejor antes de atrevernos. Pero ¿cómo estar seguros? Se trata de conocer bien el panorama, saber lo que querés, lo que tenés, a dónde querés llegar y finalmente, examinar cómo podrías llegar a ello.

Siempre hay dilemas…

Cuando se trata de decidir entre préstamos rápidos, y ya se ha superado el dilema de - ¿Solicitar o no solicitar? - siempre sigue el dilema de - ¿Qué opción podrá ser la más conveniente? -. Si aún considerás que tenés grandes dudas y tu panorama sigue un poco nublado, podés ayudarte con los siguientes consejos que seguramente te darán una idea de cómo organizarte para elegir la opción que represente lo mejor para vos.

Antes de dar el paso

Si bien sos nuevo en este mundo de los préstamos o si considerás que tenés un poco de experiencia, siempre es bueno estar preparado. Esto quiere decir que antes de solicitar un préstamo rápido o cualquier otro, tenés que conocer el presupuesto con el que contás, ya que este será la base que responda a la pregunta de - ¿A dónde querés llegar? -. Acá, algunos pasos básicos de cómo hacerlo:

Examiná tu presupuesto

  • No se trata solo de saber cuál es tu presupuesto y con cuánto contás. Se trata de examinarlo a profundidad. Saber exactamente cuánto ganás, cuáles son tus gastos y la cantidad exacta de cada uno de ellos. Esto te ayudará muchísimo, sobre todo cuando quieras salirte un poco de los gastos usuales sin desequilibrarte por completo.

Mantené un buen récord

  • Muchas veces, sabemos cuáles son nuestros egresos y aunque tengamos el dinero para cubrirlos, no lo hacemos a tiempo. Esto puede causar graves consecuencias como que tu nombre termine registrado en un fichero de morosos sin necesidad. Recordar pagar las facturas a tiempo es muy importante, ya que, a la hora de solicitar un préstamo rápido, algunas entidades toman en cuenta la capacidad y puntualidad que tienen las personas para reembolsar el préstamo, basándose en sus registros de pago y si están en algún fichero por morosidad.

Controlá tus impulsos

  • Puede sonar un poco tonto, pero es normal en algún momento querer comprarlo todo, invertirlo todo, o querer dar un paso financiero enorme y riesgoso solo porque lo que deseás puede más que la lógica para entrar en razón y buscar métodos más inteligentes. Si aprendés a controlar estos impulsos, podrías no solo optimizar tu presupuesto, sino que también podrías aprender a ordenar tus gastos por prioridades. Con ello, reducir cualquier gasto que tengas actualmente será una tarea sencilla. Vas a transformar egresos que consideres necesarios ahora, en montos útiles para el futuro, ya sea para ahorrar o para poder pagar tu préstamo a tiempo y con mayor flexibilidad.

Banco en línea o Home Banking

  • Actualmente, la economía desde un punto de vista digital ha evolucionado enormemente gracias a las tecnologías de información y comunicación. El banco en línea es una muestra de ello, donde los usuarios pueden gestionar sus finanzas constantemente sin necesidad de asistir a la sede física. Con esta herramienta, podés ayudarte a tener un panorama más concreto y actualizado en tiempo real de tu presupuesto. También, podrías estar informado en todo momento acerca de los detalles de tu préstamo ¿querés saber más acerca de las cuotas o el plazo de devolución? Entonces, familiarizate con la herramienta de home banking para saber todo acerca de tu préstamo rápido.

¿Débito o Crédito?

  • En momentos de debilidad, siempre es fácil optar por pagar con la tarjeta de crédito. Ya que te da la sensación de que en realidad no estás gastando dinero de tu fondo de ahorro personal y, por ende, no estás desbalanceando tu presupuesto de ninguna manera. Sin embargo, perder el control de tus egresos al pagar con la tarjeta de crédito es bastante fácil, debido a que vas a tener que estar pendiente no solo de los movimientos de tu cuenta, sino también prestar atención a las facturas de pago de tu tarjeta de crédito. Por lo que es mejor que simplemente decidas utilizar dinero en efectivo o pagar con tu tarjeta de débito. Así, sabrás exactamente lo que vas a gastar a fin de mes y vas a pensar mucho mejor si realmente querés gastar tu dinero en esa situación o no. Recordá que tener el terreno listo es lo más importante para tu préstamo rápido.

¡Ya estás listo para dar el paso!

Una vez que ya has tomado el control de tu presupuesto, de tus gastos y que hayas puesto en práctica todos los trucos para poseer una economía bastante estable, podrías empezar a examinar cuáles son las mejores opciones de solicitud de préstamos rápidos para vos. ¡No te agobies, que aún podemos acompañarte en el proceso de selección!

Comparar es ganar

  • Cuando te aventurás en el mundo de los préstamos rápidos, hay tantas opciones como granos de arena en la playa. Lo mejor es que examines todas las ofertas que más se parezcan a lo que buscás. De este modo, podrás ver las condiciones de cada una de ellas y elegir la que ofrezca los mejores términos.

Lee cuidadosamente

  • Siempre es bueno prestar atención al plazo de devolución, las tasas y el tipo de interés, así como el costo total del préstamo, ya que muchas veces tienen inmersas comisiones adicionales de las que tenés que informarte, como comisiones de apertura, de estudio o por modificaciones. También, deberías notar que, incluso si los intereses son bajos, la comisión de apertura puede ser un poco alta. Es bueno fijarse en todos estos detalles para poder tener una idea clara de lo que pueda ser el costo total de tu préstamo rápido.
     

¿Devolución en 3 o en 5 años?

  • Una vez que hayas revisado el plazo de devolución de tu préstamo rápido, tenés que estar seguro de que podés cumplir con él. Siempre tené en cuenta que mientras más tiempo tomes para devolver el préstamo, vas a tener que pagar más cuotas y esto puede significar más dinero cuando hayas terminado de pagar el préstamo. Por otro lado, si usás menos tiempo para devolver el préstamo, las cuotas serán un poco más elevadas.

¡A Solicitar!

Cuando hayas encontrado el préstamo rápido que tenga todas las condiciones que necesites, solamente tenés que dirigirte a la opción de “solicitar” y empezar a llenar tu planilla de solicitud. Este paso es sencillo y gratuito. Además, es bastante común recibir rápidamente la respuesta por parte de la entidad.

Para tener aún más beneficios, es importante que trates de enviar tu solicitud a varias entidades, ya que no tendrás compromisos adicionales por procesos de solicitud y esto te permitirá recolectar varias ofertas que hayan sido de tu preferencia para que, de todas, puedas elegir la que vaya mejor con vos.


¿Cuándo Debés Solicitar un Microcrédito?

Our articles image
Sabías que...

La historia del orígen del crédito proviene del latín credititus (del verbo credere: creer), que significa «cosa confiada». En la vida económica y financiera, se entiende por crédito, por consiguiente, la confianza que se tiene en la capacidad de cumplir, en la posibilidad, voluntad y solvencia de un individuo, por lo que se refiere al cumplimiento de una obligación contraída.

Fuente: GRUPO.PUERTO© Belgrano


¡Obtené más Beneficios con la Aplicación!

¿Querés recibir notificaciones de préstamos que puedan interesarte? ¡Con la aplicación de Moneezy podés activar alarmas con filtros personalizados para recibir notificaciones cuando exista una buena opción para vos!


 

Esta aplicación también te mantendrá actualizado con las nuevas ofertas para que no te pierdas ningún beneficio.

consiguelo en el app store
disponible en google play